Hashtags y Likes, ¿el futuro de la mercadotecnia?

Hashtags y Likes, ¿el futuro de la mercadotecnia?

Ya para nadie es un secreto que las redes sociales intervienen cada vez más en toda actividad recreativa y productiva; en publicidad, desde luego, tampoco es la excepción

La televisión no ha perdido posición entre quienes deciden presupuestos para anunciar productos y servicios. Sin embargo, han empezado ha ocurrir interesantes fenómenos en la comunicación de masas que en menos tiempo del que imaginamos llevarán a replantear estrategias a los profesionales dedicados a captar las audiencias.

De acuerdo con la red social Twitter, esta plataforma fue el centro de conversaciones más importantes del pasado año y donde más del 75% de los usuarios siguieron alguna marca, lo cual ha inquietado a las empresas. Desde luego, las que están a la vanguardia y buscan evolucionar junto con su mercado, no han tardado en intentar ser parte de la conversación de su público en lugar de evadirla. Las firmas que se han anticipado a los acontecimientos prefieren escuchar a su mercado y los usuarios para así, actuar conforme a los comportamientos y tendencias que se van manifestando.

Diversas plataformas como la mencionada Twitter, Periscope y Vine, e inclusive Facebook, entregan de manera constante información y contenidos, aunque no de manera explícita, de alto valor para quienes planean estrategias de comunicación. De alguna forma, estas redes sociales los hacen conscientes de que las formas de consumir contenidos, enviar mesajes y ser leal a una marca han cambiado.

En el ahora, las audiencias —a través de sus opiniones, impresiones e inclusive decepciones— orientan a las marcas sobre lo que quieren o necesitan, ya no a la inversa como en el pasado. En este sentido, estudios de la AMIPCI revelan que 26% de quienes navegan en las redes lo hace con el interés de enterarse de algún producto o servicio, luego entonces se están volviendo ineludibles para las firmas.

Televisión en vivo

Twitter se ha colocado como una de las mejores herramientas para consumir información en tiempo real y de forma cronológica. A diferencia de otras redes, ésta no pone filtros o algoritmos que deciden qué contenido se desplegará en los timelines de los usuarios, todo ocurre en el momento.

Aunque se trata de una plataforma de conversación, eso la ha convertido en una segunda pantalla masiva. Los expertos opinan que hoy ya no es posible ver un partido de futbol o una alfombra roja sin experimentar en un dispositivo un contenido alterno y ser partícipe del debate en torno a la actividad que se esté desarrollando.

El objetivo de Twitter, Facebook , YouTube y otras redes sociales importantes es también ayudar a las marcas, medios de comunicación y generadores de contenido a capitalizar más allá de los tuits o “me gusta”, los comentarios y conversaciones que generan los usuarios mientras consumen telenovelas, reality shows, encuentros deportivos, videos musicales y noticias.

Lo quieren o no, directo

Es indiscutible que el conjunto de las redes sociales —que en nuestros tiempos se filtran en casi todo acontecimiento político, cultural, reacreativo, de consumo y de opinión— se han convertido en el termómetro de anunciantes para conocer el impacto sobre los contenidos que ellos dan a sus públicos meta. A la vez pueden interpretar, de primera mano, el estatus en la preferencia o rechazo que sus productos están teniendo para actuar en consecuencia.

Telcel, por ejemplo, revolucionó la forma de atender a los clientes en Twitter y contesta a sus usuarios de la manera más abierta, honesta y humana posible. El impacto fue inmediato, ya que la compañía de telefonía celular consiguió un incremento de 71% de nuevos seguidores, a diferencia de su promedio diario.

P&G’s Gillette es un caso semejante. Con su campaña de branding #Piel o #Pelo, Gillette usó poll cards (tarjetas interactivas) para generar ruido y desbloquear el video de su campaña. Obtuvo una respuesta favorable.

Por otra parte, la Cerveza Victoria, bajo la campaña “Luchas” y el hashtag #SacaLoLuchón, presentó la historia de los luchadores más representativos de México, como Santo y Bluedemon. Los seguidores tenían que votar para desbloquear los capítulos y no hay que ser un experto para imaginar el impacto que el hecho generó entre los participantes.

Con muestras como los anteriores se está proyectando el futuro, ya inmediato, que habrán de adoptar aquellas marcas que buscan prevalecer y estar en boca de todos. De otro modo: ¿en realidad creemos que la televisión seguirá siendo la protagonista de la serie llamada marketing ATL?